Plagas que afectan a los alimentos almacenados

Plagas que afectan a los alimentos almacenados

Plagas que afectan a los alimentos almacenados

Prácticamente todos los productos finales (ejemplo pastas secas) o insumos intermedios (harinas, granos, frutas secas, etc.) tienen el potencial de ser infestados por insectos.

Los alimentos almacenados proporcionan un recurso alimenticio altamente concentrado y fácilmente disponible para las plagas ya que representan reservas de energía para adultos que buscan reproducirse y nutrientes para el crecimiento de los jóvenes en desarrollo. Desde productos como las harinas hasta comida enlatada para perros, está sujeto a la infestación de insectos dentro de las instalaciones de fabricación de alimentos, punto de venta minorista o en un domicilio.

Se sabe que los insectos rara vez sobreviven al procesamiento de alimentos, especialmente aquellos que involucran altas temperaturas o escasa humedad. La extrusión, horneado, secado, etc., son letales para todas las etapas del desarrollo de los insectos.. No obstante ello, la infestación de productos puede ocurrir en la planta de procesamiento, transportadores, máquinas de envasado u otras ubicaciones similares de etapas posteriores a la esterilización en la planta fabril.

A pesar de estos riesgos, las infestaciones de insectos en los artículos de paquete blando generalmente ocurren después que el producto se fabrica, empaqueta y envía. Cada vez que se mueve un paquete de alimentos blandos, corre el riesgo de dañarse proporcionando el acceso a los insectos invasores.

La Administración de Drogas y Alimentos ha desarrollado un estándar regulatorio denominado niveles de acción de defectos, la cual enumera el número aceptable de partes de insectos para los alimentos procesados a partir de productos agrícolas crudos (es decir, harinas). Al establecer dichos umbrales de acción (niveles sin efecto), el organismo explica que la ingestión de pequeñas cantidades de fragmentos específicos de insectos no vivos no representa prácticamente un riesgo elevado para la salud de los consumidores. Más allá del umbral establecido, un gran número de plagas de productos almacenados vivos que infestan materias primas o productos terminados no se pueden tolerar por varias razones:

- Los insectos son móviles y pueden infestar una instalación limpia o contaminar de forma cruzada los bienes no afectados que se encuentran cerca del producto infestado.
- Las pieles o cutículas usadas (exoesqueleto), que son abandonadas por los insectos y las escamas de polilla pueden inducir reacciones alérgicas. En algunas situaciones, estos alérgenos pueden poner en peligro la vida de los grupos de alto riesgo, como los ancianos, los bebés y las personas inmunodeprimidas.
- Los insectos pueden vectorizar levaduras, mohos y bacterias que causan deterioro, ranciedad, amargura y reducen la vida útil de las materias primas y los productos terminados. Del mismo modo, los procesos metabólicos de los insectos (creación de productos de desecho, dióxido de carbono, etc.) pueden alterar la ecología del producto, dando lugar a infestaciones secundarias por microbios y ácaros, entre otros. 

Recomendaciones para minimizar la infestación de plagas en alimentos/insumos almacenados:
- Almacenar solamente empaques que se encuentren libres de insectos;
- En caso de detectar insumos o alimentos infestados, desechar dichos alimentos de manera inmediata
- Mantener en todo momento la limpieza de los lugares de almacenamiento o alacenas;
- En caso de una propagación de la plaga al interior de un establecimiento, lugar de almacenamiento, se recomienda contactar el servicio Profesional de Control de Plagas para que realice las tareas de exclusión y control de la misma.


Dejar comentario o consulta en "Plagas que afectan a los alimentos almacenados"


© Copyright 1980 - 2019 Salud Ambiental S.A.. Sitio web desarrollado con tecnología de EasySitios© 6.09.2 por Nubix.com.ar